¿A qué sirve nuestro sistema digestivo?

Primero hay que saber que todo está vinculado.

Nuestro sistema digestivo nos permite digerir alimentos, comida emocional, y intelectual. Lo que está en circulación dentro de nuestro sistema digestivo es todo un conjunto de información que necesitará que tengamos suficiente energía «digestiva» para acabar de procesar esta digestión.

En lo ideal, todo lo que comemos (que sea alimentos, emociones, pensamientos) debe de poder llegar al final del proceso de digestión si tenemos una estructura bioquímica y energética adaptada a nuestra necesidad del momento. 

El sistema inmunitario también tiene aquí un gran papel ya que pondrá fuera todo lo que será extranjero a nosotros. Defende nuestra identidad y nuestro cuerpo en general de agentes externos «hostiles».

 

Condiciones para seguir con una salud digestiva

1. Tener una estructura bioquímica y energética suficientemente plástica y adaptable para gestionar la vida emocional y mental con los alti-bajos que podamos tener

2. Tener un sistema inmunitario que pueda gestionar lo que identificamos como «hostiles» .

3. Aceptar de modificar nuestra identidad cuando ya no se adapta a nuestras necesidades… lo «hostil», lo «ajeno» a nosotros … podrá encontrar allí otra vía de integración aprendiendo nuevas creencias, nuevas formas de pensar y de sentir.

4. Tener suficiente energía disponible para gestionar el cambio y la adaptación. Un sistema agotado no tendrá recursos.

                          

La energía sostiene todo este proceso y el sistema inmunitario podrá jugar su papel cuando tanto la plasticidad de la estructura como la química esté capaz de llevar a cabo los procesos biológicos.

 

¿Cómo ayudan las terapias naturales?

Aquí hay dos ejes:

  1. Sostener el cuerpo en su esfuerzo
  2. Ayudar al cuerpo a encontrar una nueva «plasticidad» para que este tipo de situación ya no le pase. Para ello, iremos por la estructura, las creencias, la bioquímica emocional que suele procesar la persona para que ya no use esta base para crear su futuro.

Usaremos principalmente:

  • Técnicas energéticas como la ELECTRO-CHROMA-ACUPUNTURA y la terapia de GOIZ para eliminar los patógenos
  • Técnicas psico-emocional si vemos que se repite esta situación en el tiempo.

En una misma sesión de 1h30 se puede trabajar todos estos aspectos. Se podrá repetir una sesión más adelante para ver como se ha adaptado el cuerpo, el sistema inmune y el sistema inmunitario a los cambios que le hemos propuesto. 

 

Patógeno (bacterias tal como el Pylori) en el sistema digestivo
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top