La flores de bach para las situaciones de crisis en el cole

Las flores de Bach son maravillosas a la hora de desbloquear situaciones de desconfianza, de pérdida de confianza en si mism@, de miedo frente al frácaso, y de esta inmovilidad que podemos notar cuando un niño no quiere ni sentarse a estudiar. Los padres se sienten impotente frente a esta situación emocional intensa, y desesperante a veces. 

La vuelta al cole representa nuevos desafíos para un niño, y lo que dirán los profesores, las palabras de ánimo o también la manera de describir el trabajo del niño es muy importante. No es facil acompañar a una clase de más de 25 niños encontrando la manera para cada uno.

A veces escuchamos esto: «No es el cole que se tiene que adaptarse al niño, es el niño que tiene que hacerlo.»

Lo que pasa es que hay niños que han perdido la confianza con los adultos presentes allí. Esta pérdida de confianza con esta estructura que está para ayudarles, no permite tampoco superar los miedos, y entrar de nuevo en un bucle sano con el colegio.

Lo primero es detectar esta situación de desconfianza para intentar hablarlo con el colegio y los profesores y también expresarlo al niño.

Lo segundo es permanecer del lado de vuestro hijo aunque el cole diga que lo ha hecho «mal» o «bien». Si vuestro hijo ya solamente cuenta con él mismo, tenéis que permanecer a su lado. Si consigáis involucrar al cole, perfecto. Pero si no hay entendimiento con los profesores, tenéis que manifestar a vuestro hijo vuestro sostén incondicional, y decirle que «yo creo en ti.», «confío en ti». Esta relación es fundamental para que este niño siga con la fe, y la creencia que «si, puedo». La ayuda de la familia es muy importante. Los profesores son educadores. Hacen parte de este círculo íntimo pero si no hay posibilidad de tener una relación desde este lugar de compasión (de momento), tendréis que dar respaldo a vuestro hijo desde un lugar de no juicio ni hacia al cole y tampoco hacia vuestro hijo. Se trata de una empatía neutral entendiendo que no es fácil par él tampoco y que tampoco lo debe de ser para el profesor. Tenéis que permanecer en medio, como un facilitador que tiene como intención hacer la unión de lo que está de momento «separado». Es decir que este disgusto que puede llevar vuestro hijo con el cole, puede que lo tenga también los profesores con él... así que hay que sanar los dos lados desde un lugar de empatía y comprehensión. Dar un paso hacia el cole, poniéndose en sus zapatos, pero también hablando de lo que ha hecho daño a vuestro hijo… hablando claro, sin juicio se llega a todo !!

 

Nadie es infalible. Tampoco un profesor. Tampoco los padres. Tampoco los niños. Todos nos equivocamos.

Lo importante es no dejar vuestro hijo solo con lo que vive… cual sea lo que viva. Cuando digo que hay que quedar a su lado, quiere decir, que tenéis que escuchar las informaciones que vienen de los adultos que le acompañan pero también escuchar su versión que será la de un niño con una intensidad a veces que os parecerá «descuadrada», una noción de «injusticia» multiplicada por 10 y un vocabulario que podrá chocaros si hay mucho enfado en lo que vive. Igualmente, tenéis que permanecer a su lado, entendiendo que él habla de su verdad, y que esta verdad vale igual que la verdad del profesor o del cole. Podéis intentar explicarle el punto de vista del profesor, lo que puede que sienta este profesor también, para que pueda ampliar un poco su mirada sobre lo que vive. Es la manera más respetuosa que le ayudará a mantener la confianza en él mismo y no cerrarse a su entorno exterior.

Si llegáis a un poco de compasión con lo que vive el profesor, el mismo y también vosotros en casa, … ya habréis ganado parte de la batalla.

Receta de flores de Bach

Igualmente para cambiar las energías de casa y el bucle en el cual está metido, se le puede dar las flores de Bach siguientes:

LARCH: para mantener la confianza en si mism@ y no entrar en la comparación con los demás.

CHERRY PLUM + ROCK ROSE: si hay una inmobilidad, un rechazo total del estudio. Es un bloqueo. Está paralizado frente a su pánico. Se puede detectar también cuando el niño pierde el control facilmente cuando se enfada. El tono sube rápido y él está como una olla express que va a petar.

PINE + HOLLY: cuando hay un enfado muy violente con el cole, los profesores que le han castigado. Para un niño es ODIO a veces. Así lo pueden expresar diciendo que «odian al cole». Es explosivo. Pine viene para calmar la culpabilidad que se asocia a este odio. Se sienten a menudo culpable de sentir una emoción tan intensa y fuerte.

HEATHER: Si desconfían del cole y de los profesores, caminan solos cuando están allí. Estarán con los compañeros pero ya no hay contención de adultos. Heather les ayudarán a gestionar esta soledad. También les permitirá abrirse un poco más a su entorno desde la compasión y la escucha lo que puede permitir romper esta separación con la estructura del colegio. Al estar más abierto, se podrán provocar situación de intercambio constructivos con los adultos.

BEECH: Para abrir su mente, y dejar entrar nuevas formas de ver la realidad. Beech ayuda a no JUZGAR al otro, y de la misma forma a no JUZGARSE a si mismo, a salir del perfeccionismo que bloquea todo. Es una flor que corresponde bien a las personas PERFECCIONISTAS, que se piden demasiado y que nunca llegan a sus objetivos por ser inalcanzables. Esto alimenta la falta de confianza en si mism@. Es un bucle.

 

 

Ayudar a tu hijo a adaptarse mejor al cole con flores de Bach
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top