1. Escuchar el lenguaje del cuerpoentender el origen del desequilibrioenseñar las diferentes vías de curación que el mismo ha experimentado.
 
2. Utilizar los remedios de la naturaleza sin jamás olvidar que una curación total no puede ocurrir sin la participación entera de la persona, su responsabilización y una toma de consciencia con respecto a lo que le ha pasado.
 
3. Acompañar a la persona respetando su ritmo y su voluntad.
 
4. Ayudar a la persona a volverse autónoma, a recobrar su confianza en si misma, su fuerza y su fe interior.
 
5. Enseñar como curarse lo más respetuosamente posible sin oponerse a la medicina convencional. El terapeuta no puede establecer un diagnóstico medical.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Top