Sandrine Robert Crespy, Dr. en Naturopatía (diplomada del Colegio de Medicina Natural de Québec  – CMDQ)

 

He estado buscando durante muchos años un modo de vivir que favorece la salud y el bienestar. Poco a poco me he interesado en la naturopatía y sus aplicaciones en la niñez y la vida del adulto. Mi curiosidad y mi fe en el “ser humano” me llevaron a averiguar técnicas de sanación tanto energéticas (con imposición de manos sobre plexus, meridianos, órganos y glándulas, y también con la KEPHRENOTERAPIA que permite visualizar nuestro estado bioénergético y corregirlo con una electroestimulación) como emocionales (biodescodificación, flores de Bach, biomagnetismo…), y mentales (PNL, EMDR para reprogramar creencias). También pudo experimentar el bienestar que proporciona la meditación, la autohipnosis, la práctica del yoga y del Chi Kung. Relajar el cuerpo, aprender a escuchar sus emociones y a observar sus pensamientos con compasión, permite conectar con nuestros recursos internos y liberar nuestros bloqueos internos.

Las terapias complementarias insisten sobre la no separación de lo físico, de lo emocional, de lo mental y de lo espiritual. Y es siguiendo este hilo que busco a entender y sentir este vínculo interno. La mente y las emociones influyen la salud del cuerpo y un cuerpo cargado de tóxinas, mal alimentado y que sufre un estrès excesivo influye la salud emocional y mental.

Se dice que la sangre transporta « nuestros sentimientos ». Si tenemos una sangre « viciada » quiere decir que estamos cargados de tóxinas, de « sentimientos de baja vibración » que nos impiden tener ideas claras disminuyendo nuestra capacidad de decisión para caminar hacia nuestros proyectos de vida. Tendremos que limpiar y detoxificarnos para lograr esta fluidez mental y emocional. Estamos hecho de agua, y la buena circulación de estos fluidos adentro de nosotros representa una de las prioridades terapéuticas cual sea el motivo de la consulta.

Trabajar de forma Integral supone cuidar tanto la parte física devolviendo la homeostasía celular en todos los tejidos, como la parte emocional entendiendo el porque de nuestros bloqueos internos, que actuan como agujeros negros desviando una gran cantidad de energía adentro de nosotros. También esta nuestra fuerza mental que representa una herramienta extraordinaria que se puede usar para lograr nuevos objetivos (de salud o de vida cual sean). Se busca la armonía a todos los niveles del ser, incluyendo el nivel espiritual.

Un hombre que no encuentra sentido a su vida, no puede caminar en « esta cuerda floja » que representa la existencia.

Mantener un buen nivel de energía, escuchar su corazón y sus emociones, cambiar o adaptar sus creencias o formas de pensar a cada etapa o momento de vida permite optimizar su energía y mantenerse en una vida sana y respetuosa de si mism@ y de los demás.

La energía se va a lo que miramos, en donde se vuelca nuestra atención. Unir nuestra cabeza, con nuestro corazón para llevar a cabo una acción impecable consiste en vivir con energía y salud. Es el camino para revelar nuestro verdadero potencial.

Aprender a reconocer nuestras fuerzas y enfocarnos hacia nuestras metas desde esta fortaleza interior.

Dejar de focalizar en lo que nos « parece torcido » pero más bien en este potencial latente que podemos expresar.

Así que de una gran curiosidad que nace hacia la edad de 20 años, el mundo de las terapias se convirtió en mi realidad profesional. Y desde 2008 me dedico al trabajo de terapeuta para niños y adultos, y a la formación en terapias naturales.

 

 

 

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Top